.    

BIBLIOTECA
"La Biblioteca habla"

ABRIL 2013

Después de asumir mi cargo de bibliotecaria, en la ASOCIACIÓN DE PSICOANÁLISIS DE ROSARIO, me puse a conocer los libros y revistas con los que contamos. Me enteré que recibimos revistas de otras Sociedades y, al hojearlas, me dieron ganas de leerlas a todas, desde las más antiguas a las más recientes. Elegí algunas, y me propuse reseñarlas.

Esto tiene dos propósitos: satisfacer mi curiosidad personal y despertar en nuestros miembros la misma curiosidad. Es decir, darles muestras.

En definitiva, elegí para relatar en este primer acercamiento, dos. Una, por razones de cercanía intelectual y afectiva, el número 3  de APdeBA  de 2011.La otra, por las exactas opuestas razones, de la Asociación Psicoanalítica de Sào Paulo, de 2009, vol. 32. Curiosamente elegí dos revistas con el mismo tema: los sueños.

En la revista paulista (cuyo subtítulo es “Psicoanálisis y Cultura”), lo primero que me llamó la atención fue su tema: el sueño y la piel.

Todos los artículos que leí son dignos de mención. En casi todos ellos las referencias a obras de culturas (fotonovelas, películas, libros, ballet, pinturas) son abordadas en relación a conceptos psicoanalíticos, según la preferencia teórica del autor (como se manifiesta en su línea editorial: “privilegia reflexiones en la interface con la cultura”).

A pesar que cada artículo me pareció de una riqueza de análisis emocionante el artículo que más me gustó fue el de Claudio Castelo Filho, cuyo título es “Experiencia, imagen, el pensamiento-sueño”. Es un artículo comparativamente corto.

En él discurre acerca de lo que Bion llamó una evolución, en un relato de otro psicoanalista, quien describe una vivencia personal.

Esto da pie al autor para describir los pensamientos bionianos acerca de la función alfa y de su capacidad de transformar los elementos sensoriales en productos visuales que pueden ser soñados o pensados. En esta teoría la función alfa es la que permite la distinción en consciente e inconsciente, mediante los poderes de la censura y la resistencia, lo cual preserva la personalidad de lo que es virtualmente un estado psicótico.

Asimismo comenta “A la búsqueda del tiempo perdido”, de M. Proust. Y se expresa así: “Cuando más intenta correr atrás de la vivencia inefable, más se le escapa. (…) Cuando no tiene expectativas de encontrarla, cuando no fuerza la situación en su mente, se sorprende por ser nuevamente invadido, de forma inesperada, por aquello que se le escapara en primer momento”.

Dice el autor: “ciertamente (la duquesa de Guermantes) es una imagen-sueño, que retiene algo de todas las personalidades de la sociedad francesa de fin de siglo XIX: ella es una imagen –sueño, no una cosa en sí.”

Cuando se refiere al analista trabajando, finalmente nos aconseja que no debería tener ningún a priori de su paciente, ni un plano ni un modelo; estar disponible para aquello que el analizando revelara y de ese modo el análisis se hará creativo”

En la revista de APdeBa también el trabajo que más me gustó fue el de una analista que cita a Bion: Patricia Kupferberg. Su trabajo se llama Un encuentro entre conjeturas, teorías y creencias.

Me pareció sumamente atractivo su relato de una sesión, con su texto y los distintos subtextos que aparecen en la cabeza del analista.

Relata la sesión con tanta frescura que nos parece estar asistiendo a ella, como verdaderos testigos de un hecho deslumbrante: dos mentes en el trabajo analítico, ambas entusiasmadas en la elucidación de un sueño.

No voy a resumir su trabajo, ya que los resúmenes de todos los trabajos están allí, en español, inglés y francés.

Sus citas, especialmente la de G. Ferschtut, D. Sor, J. Puget y, en el mismo número de homenaje a I. Berenstein, sus palabras, me parecieron de una pertinencia y una coherencia muy placenteras.

Lo disfruté enormemente, se los recomiendo

Para la próxima, anticipo el Anuario de la actividad científica de APdeBA  2010, que no tiene desperdicio.

 

                                                                                                Ps.  Adriana Abramoff

MAYO 2013
 

Hola! Abriendo el diálogo nuevamente con la biblioteca!

Antes que nada, quiero contarles que la generosidad incógnita existe. Nos llegaron más de 20 números juntos de la Revista de Psicoanálisis de APA. No tienen idea la gula que me ha despertado semejante cantidad de ideas de personas a las que no tengo tan conocidas en sus trayectorias como los amigos de APdeBA. Hasta donde pude hojear (ay! No tener tiempo de vivir para leer todas!) están interesantísimas.

Encontré un artículo de mi admirado Jean Laplanche que no figura en sus libros publicados, lo que me llevó a darme cuenta que hay muchos autores no argentinos en estas revistas que merecen ser leídos también.

Paso a contarles mis propias experiencias de lectura: leí la revista Ide 51, que, como ya les había contado, es de la Sociedad Psicoanalítica de San Pablo.

Al igual que las anteriores que leí, ( a pesar que el portugués no es un idioma que conozca, es muy fácil de entender) me sorprendió la profundidad de su interés por la cultura, en este número dedicado a la escultura. Me parece que se caracterizan por el interés hacia las obras de los artistas, algunos conocidos por mí y otros brasileños que desconocía. No extrapolan interpretaciones silvestres, pero se apoyan en conceptos freudianos para ir más allá en consideraciones acerca del arte, la belleza, el impacto estético y tantos otros conceptos psicoanalíticos que me enriquecieron enormemente. Se las recomiendo.

Paso a la otra que leí: El soñar y los sueños, de APdeBA, año 2011.. El artículo que allí más me gustó fue el de Carlos Moguillansky y Hebe Umansky: El sueño como escenario expresivo. Rescato esta frase :”(el debut sexual) allí se produce una inevitable novedad que desbarata un saber sabido y lleva al adolescente a una experiencia  pionera en la que debe jugar su ser más auténtico”  Más adelante dicen:”Al unir y comparar el sueño con la fantasía y la masturbación pretendemos sacar a éstos del lugar peyorativo resistencial que suelen tener en la doctrina psicoanalítica”. Polémico, no?

También me gustó  “Un encuentro entre conjeturas, teorías y creencias” de Patricia Kupferger. Su reconstrucción de una sesión me pareció excelente, dado que la descripción de ésta al intercalar en lo manifiesto las teorías y conjeturas implícitas del analista en la formulación de las intervenciones les da un carácter velocísimo y una sensación de verdad, que al leerlas, se agradecen.

Me despido hasta la próxima.

                                                                                                Ps.  Adriana Abramoff